Swap

Swap

Qué es el Swap

En este artículo vamos a explicar detalladamente qué es y cómo funciona el swap. ¿Alguna vez ha escuchado hablar sobre este término? Aquí le contaremos todo lo que necesita saber para operar en FOREX y qué papel tiene el swap en este mercado.

En pocas palabras, podemos decir que el swap es un cargo de interés que se paga o se cobra en un momento específico: al final de cada sesión. El swap se ejecuta por la simple razón de mantener una posición abierta durante más de un día. Recuerde que una operación abierta es aquella con la que todavía es posible obtener algún tipo de beneficio o pérdida, mientras que la posición cerrada es aquella que ha dejado de operar, es decir, ya no está activa. Esto se aplica tanto a ganancias como a pérdidas. Muchos analistas llaman a este cargo, o cobro, “overnight interest” o “rollover”.

Si esto ha quedado claro, pasemos a la práctica. ¿Cómo funciona el cálculo de swap? Hay que recordar primero una cuestión básica de la negociación del mercado de divisas.

Cuando usted abre una posición en FOREX está comprando o vendiendo dos divisas. La compra y la venta de una u otra depende estrictamente del tipo de posición: las posiciones largas están relacionadas con la compra. En cambio, las posiciones cortas o bajistas se relacionan con las ventas en corto.

En el momento en el que compra una acción con el objetivo de que suba, se encuentra operando con posiciones largas. Esto sucede cuando tiene seguridad y un estudio específico acerca de los movimientos del mercado a futuro, y cree que determinada divisa se apreciará en el tiempo. Le llamamos posición larga, justamente, debido a ese tiempo de espera.

En cambio, cuando el mercado está continuamente cambiando, puede utilizar una posición corta y vender rápidamente, para no perder su rentabilidad.

Entonces, por ejemplo, en el par EUR/USD :

  • Si la posición es larga (orden de compra) se compran euros y se venden dólares. En este caso, se venden los dólares para “financiar” la compra de euros porque se cree que el euro se apreciará respecto al dólar.
  • Si la posición es corta (orden de venta), en cambio, se venden euros para comprar dólares. En este caso la venta de euros “financia” la compra de los dólares porque se cree que el euro se depreciará frente al dólar.

En ambos casos es necesario saber que si la posición se mantiene abierta durante más de un día:

  • Se paga un interés por la divisa que se vende. Es decir, la divisa que sirve para “financiar” la compra de la otra.
  • Se cobra un interés por la divisa que se compra, o bien, la divisa que usted cree que aumentará.

El resultado neto de estos dos intereses es el swap. Si el interés de la divisa vendida es mayor al de la divisa comprada, tendrá que pagar el swap. Por el contrario, si el interés de la divisa vendida es menor, obtendrá una ganancia por el swap.

Por lo tanto, el swap depende de:

  • Los tipos de interés asociados a las divisas que forman el par que se está negociando.
  • El tipo de posición sobre el par: largo (compra) o corto (venta).

¿Cómo se calcula el Swap?

Para entender cómo se calcula el swap vamos a utilizar el siguiente ejemplo:

Un operador cree que el par euro/dólar australiano (EUR/AUD) se va a depreciar. Entonces decide, al comienzo del día, abrir una posición corta . Al finalizar la sesión, el mercado le ha dado la razón y el operador ve cómo se ha consolidado la tendencia decreciente del par. Por este motivo, decide mantener la posición abierta.

Al abrir una posición corta en el par EUR/AUD, el operador vende euros y compra dólares australianos. Pero, además, al mantener la posición corta durante más de un día, el operador:

  • Debe pagar el tipo de interés asociado al euro: en este ejemplo suponemos que es 0 %.
  • Debe cobrar el interés asociado a los dólares australianos. Aquí suponemos que es de 2 %.

En consecuencia, el swap es el resultado neto de ambos flujos de dinero. En el ejemplo, el swap resultante para el operador es igual al interés cobrado menos el interés pagado, es decir: 2 % – 0 % = 2 %. En este caso, debido a la diferencia entre los tipos de interés y al tipo de operación, el swap supone un ingreso extra para el operador.

El swap se calcula entonces sobre la base de un interés diario. En el ejemplo anterior, el swap diario es de alrededor de 0,0055 %. Este tipo de interés se aplica a la cuantía total de la posición abierta.

Cuanto mayor sea el tiempo que una posición permanece abierta, mayor es la repercusión del swap en el resultado económico de la misma.

¿Se puede ganar dinero con el Swap?

En verdad, la respuesta depende de cada persona. En algunos casos, es posible. Pero no es tan sencillo como parece.

De hecho, hay quienes estudian en detalle de qué manera se pueden obtener beneficios del swap. Es decir, de las diferencias entre los tipos de interés de las divisas que se negocian en FOREX.

Este tipo de trading se conoce como carry trade.

El objetivo del carry trade en FOREX es operar para obtener un mayor interés, con respecto al que se debe pagar. De esta manera, se obtiene un beneficio directo.

Para lograr un beneficio con el carry trade, primero debe elegir dos divisas de FOREX. Una de ellas, debe tener un interés bajo. La otra, en cambio, debe tener un interés alto.

  • Algunas divisas que generalmente tienen intereses bajos son, por ejemplo, el euro (EUR), el yen japonés (JPY) o el franco suizo (CHF).
  • Aquellas con intereses altos, en cambio, son el dólar australiano (AUD) o el dólar neozelandés (NZD), por dar dos ejemplos.

Los operadores expertos también pueden recurrir a divisas un tanto más exóticas. Estas suelen tener un mayor tipo de interés. Tal es el caso del rand de Sudáfrica (ZAR) o el rublo ruso (RUB), por ejemplo. Si bien es posible encontrar tipos de interés mayores en estas divisas, suelen tener menor volumen de negociación. Por eso, los spreads son más altos. Esto tal vez anule su ventaja inicial para el carry trade.

Aun así, una vez que usted ha elegido el par de divisas sobre los que realizará el carry trade, el siguiente paso es definir la estrategia de trading.

Como se ha explicado anteriormente, para obtener un beneficio , es necesario comprar la divisa con un tipo de interés alto y venderla con un tipo de interés bajo. En un par como el EUR/AUD esto implica comprar una posición corta en el par.

En definitiva, esta premisa definirá la estrategia de trading a seguir, ya que, en este caso, debe esperar a que el par baje para poder abrir las posiciones de venta. En cualquier caso, podrá también aprovechar algún repunte del mercado para pasar a una posición corta, y luego, mantenerla mientras el precio continúa bajando.