Qué es el Swap

Para operar en FOREX es necesario conocer qué es el swap. En FOREX, el swap es un cargo de interés que se paga o se cobra al final de cada sesión por mantener una posición abierta más de un día.

Este cargo (o cobro) también se suele denominar overnight interest o rollover.

Para entender cómo funciona el cálculo del swap hay que recordar primero una cuestión básica de la negociación del mercado de divisas.

Al abrir una posición en FOREX, lo que se hace es comprar o vender un par de divisas. Dependiendo de si la posición es larga (compra) o corta (venta) se compra o vende una u otra divisa del par.
Por ejemplo, en el trading del par EUR/USD,

  • Si la posición es larga (orden de compra) lo que se está haciendo es comprar euros y vender dólares. En este caso se están vendiendo dólares para “financiar” la compra de euros porque se cree que el euro se apreciará respecto al dólar.
  • Si la posición es corta (orden de venta) lo que se está haciendo es vender euros para comprar dólares. En este caso la venta de euros “financia” la compra de los dólares porque se cree que el euro se depreciará frente al dólar.

En ambos casos hay que saber que si posición se mantiene abierta más de un día:

  • Se pagará un interés por la divisa que se vende (la divisa que sirve para “financiar” la compra de la otra)
  • Se cobra un interés por la divisa que se compra (la divisa por la que se está apostando)

El resultado neto de estos dos intereses es el swap. Si el interés de la divisa vendida es mayor que el de la divisa comprada el operador tendrá que pagar el swap. Por el contrario, si el interés de la divisa vendida es menor que el de la comprada el operador obtendrá una ganancia por el swap.

Por tanto, el swap dependerá de:

  • Los tipos de interés asociados a las divisas que forman el par que se está negociando.
  • El tipo de posición sobre el par, larga (compra) o corta (venta).

¿Cómo se calcula el Swap?

Para entender cómo se calcula el swap se va a utilizar el siguiente ejemplo:

Un operador cree que el par euro dólar australiano (EUR/AUD) se va a depreciar. Por tanto, decide, al comienzo del día, abrir una posición corta sobre el EUR/AUD. Al finalizar la sesión el mercado le ha dado la razón y el operador ve cómo se ha consolidado la tendencia bajista del par. Por este motivo, decide mantener la posición abierta.

Al abrir una posición corta en el par EUR/AUD, lo que está haciendo el operador es vender euros y comprar dólares australianos. Por tanto, al mantener la posición corta más de un día, el operador:

  • Pagaría por los euros vendidos el tipo de interés asociado al euro. Para este ejemplo se considera un 0%.
  • Cobraría por los dólares australianos comprados el interés asociado a esta moneda, que, para este ejemplo, se considera el 2%.

El swap es el resultado neto de estos flujos de dinero. En el ejemplo que se ha explicado el swap resultante para el operador sería igual al interés cobrado menos el interés pagado, es decir: 2% – 0% = 2%. En este caso debido a la diferencia entre los tipos de interés y debido al tipo de operación el swap supondría un ingreso extra para el operador.
El swap se calcula sobre la base de un interés diario, por lo que, en el ejemplo anterior, el swap diario sería de alrededor de 0,0055%. Este tipo de interés se aplicaría a la cuantía total de la posición abierta.

Cuanto mayor sea el tiempo que una posición permanece abierta, mayor será la repercusión del swap en el resultado económico de la misma.

¿Se puede ganar dinero con el Swap?

La respuesta va a depender de cada operador,  y podría ser posible pero no suele ser tan sencillo como podría parecer a simple vista. Existe, de hecho una rama del trading especializada en obtener beneficios del swap o, lo que es lo mismo, de las diferencias entre los tipos de interés de las divisas que se negocian en FOREX.

Este tipo de trading se conoce como carry trade.

El objetivo del carry trade en FOREX es operar para obtener un interés mayor del que se tiene que pagar, obteniendo un beneficio directo por ello.

Para tener éxito en el carry trade lo primero que hay que hacer es elegir un par de FOREX compuesto por una divisa que tenga un tipo de interés bajo y por otra que tenga un tipo de interés alto:

  • Divisas típicas con tipos de interés bajos suelen ser el euro (EUR) el yen japonés (JPY) o el franco suizo (CHF).
  • Divisas que suelen asociarse a intereses más altos son, por ejemplo, el dólar australiano (AUD), el dólar neozelandés (NZD).

Los operadores expertos también pueden recurrir a divisas más exóticas que suelen tener un mayor tipo de interés como el Rand de Sudáfrica (ZAR) o el rublo ruso (RUB) por ejemplo. Si bien es posible encontrar tipos de interés mayores en estas divisas, suelen tener menor volumen de negociación por lo que los spreads son más altos, lo que puede anular su ventaja inicial para el carry trade.

Una vez que se ha elegido el par de divisas sobre los que se va a realizar el carry trade, el siguiente paso es definir la estrategia de trading:

Como se ha explicado anteriormente, para poder obtener un beneficio en el trading hay que comprar la divisa con tipo de interés alto y vender la divisa con tipo de interés bajo. En un par como el EUR/AUD esto significa posicionarse corto en el par.

Esta premisa definirá la estrategia de trading a seguir, ya que, en este caso, el operador deberá esperar a que el par esté desarrollando una tendencia bajista para poder abrir sus posiciones de venta. Para ello aprovechará algún repunte para ponerse corto y mantener la posición mientras continúe el movimiento bajista.