Minar Criptomonedas

Minar Criptomonedas

minar criptomonedas

Minar criptomonedas

Si estás interesado en el creciente mundo de las criptomonedas, seguramente te habrás preguntado qué es la minería de criptomonedas, cómo se minan las criptomonedas e, incluso, si se pueden minar criptomonedas desde tu propio ordenador.

Aunque hoy en día existen diversos métodos y criptomonedas para minar, y muchas opiniones acerca de los diversos riesgos y beneficios de esta actividad, primero hay que comprender cómo operan estos activos digitales, gracias a la tecnología blockchain (cadena de bloques), la piedra angular de todo el sector cripto.

Invierte en Criptomonedas de Manera Sencilla y Fiable con AvaTrade, Bróker Regulado en España.

Cómo funciona la minería de criptomonedas

Al momento de realizar una transacción en criptomonedas esta queda almacenada en un archivo informático que contendrá de los siguientes datos:

  • Las direcciones del origen y del destino de la operación,
  • Permite que la información digital se distribuya, sin que sea copiada en ningún lugar, además de mantener un alto nivel de seguridad.
  • El monto de las criptomonedas a intercambiar,
  • Un identificador para la transacción

Para que la transacción pueda realizarse, esta debe ser firmada por el remitente con su clave privada. En este proceso entra en juego la criptografía para garantizar la seguridad y privacidad de la operación. Al encriptar los datos estos quedan almacenados en un bloque que al adicionarlo a la cadena crea un registro indeleble de las transacciones realizadas, más no de quienes la efectuaron.

Como ejemplo, si una persona desea transferirle 20 criptomonedas a otra, al quedar registrada en la cadena de bloques, su transacción quedará reflejada en el registro para consulta de todos. Sin embargo, solo se mostrará que usuario A transfirió 20 criptos a usuario B, permitiendo a ambas partes preservar su identidad.

En una red de blockchain, para que una transacción quede validada, estas deben quedar registradas en el bloque por lo que se debe resolver un complejo problema matemático para dar con el hash, un valor hexadecimal de longitud fija similar a este:

000000000000000000105ffb90f9600828b9a15a5109e1ddd3aeda544f3d18b1

Para lograrlo, se debe aportar una importante capacidad de procesamiento computacional y es allí donde aparece la figura del minero. Debido a que la cadena validará el hash aportado si este es igual o similar al encriptado en el bloque, el minero tratará de adivinar o minar el hash, aportando, tantas respuestas como sean posibles. Los ordenadores que constituyen los nodos de la red competirán entre sí para resolver dicho problema con varios de ellos dando con la respuesta más aproximada lo cual confirmará las transacciones. Por su esfuerzo, los mineros son recompensados en dos maneras.

  • Una comisión que variará según el tráfico o número de transacciones compiladas en el bloque
  • La segunda y más apreciada, recibir un número determinado de criptomonedas, que ya pueden entrar en circulación.

Pero obtener el hash no es suficiente para percibir los beneficios, se debe también ser el primero de entre todos los mineros en encontrarlo, un sistema denominado Proof-of-Work o prueba de trabajo, el cual otorga todos los beneficios al primero en conseguir el hash, mientras que los demás que lo consigan solo actuarán como confirmación del registro.

¿Como minar criptomonedas?

Sin importar cuál de las más de 8.400 criptomonedas (hasta la fecha) se esté transaccionando, obtener el hash es la prioridad de todo minero, por lo que se busca obtener la mayor tasa de velocidad de procesamiento posible, el hash rate, la cual está representado como hash/seg.

En un principio se podía minar con la capacidad de una CPU convencional, pero a medida que aumenta la dificultad del minado y participación de los mineros, en las diversas criptomonedas, se optó por las tarjetas gráficas las cuales poseen una mayor cantidad de núcleos y por ende mayor procesamiento. Este fue el estándar por un tiempo hasta la llegada de los ASIC, los primeros equipos de minería exclusivamente diseñados para tal propósito, que dejaron prácticamente obsoletas a las tarjetas gráficas, por sus superiores hash rate de hasta 97 Therahash/seg.

Evidentemente, mantener velocidades de estos indoles implica mayores costos energéticos, lo cuales pueden acumularse rápidamente si el precio de la criptomoneda no es lo suficientemente alto para justificar el esfuerzo.

La paradoja de las criptomonedas valiosas

A medida que una criptomoneda va ganado aceptación en el mercado y su valor aumente, esta será más atractiva (ver la cotización Bitcoin), por lo que veremos un mayor número de mineros compitiendo en el procesamiento o minado de sus bloques. Para garantizar que las criptomonedas no puedan ser extraídas en su totalidad de manera inmediata, el propio algoritmo de la criptomoneda se autorregula aumentando la complejidad de la minería conforme aumenta su uso.

En el caso del Bitcoin, el blockchain está diseñado para que el periodo de creación de cada bloque sea de 10 minutos aproximadamente, por lo que reajusta la dificultad de minado cada 2016 bloques, aumentando progresivamente cada 2 semanas o cada 2016 bloques, dependiendo de lo que ocurra primero. Así mismo, cada 210.000 bloques o cuatro años, ocurre un fenómeno denominado halving o división, en el que la recompensa de los mineros se reduce a la mitad.

Siguiendo con el ejemplo de Bitcoin, cuando este apenas surgió en 2009, la recompensa para el minero era de 50 BTC por bloque. Trascurridos 12 años o 3 halvings, ahora se estima que están en el orden de los 6,25 BTC, hasta el próximo halving en 2025. Una vez que el último de los 21 millones de bitcoins sea liberado, las comisiones serán la única recompensa por minar los bloques, aunque para ello habría que esperar bastante pues se tiene estimado que ocurra en el 2140.

Minar en solitario vs en pool

Aunque es posible minar por cuenta propia, la complejidad de minar los bloques ha hecho que las tasas de éxito sean en extremo bajas en las criptomonedas más cotizadas, por lo que se requiere tener un buen hash rate para inclinar la balanza un poco más a nuestro favor.

Si bien cualquier equipo que acepte el software de minado es capaz de operar como minero, en los ordenadores portátiles y teléfonos móviles, su capacidad de procesamiento es muy baja en comparación con otros más dedicados. Así mismo, su uso queda para otras actividades prácticamente restringido para así no perder recursos y el tener que estar conectados a una fuente continua de energía, es dañino para sus baterías por lo que se desaconseja su uso.

Un ordenador gaming de gama media podría hacer el trabajo de minería, sin embargo, no es recomendable combinar ambas funciones al mismo tiempo. Esto nos deja con los equipos ASIC, mucho más potentes, pero de mayor inversión.

Quienes pueden adquirir los equipos más sofisticados y escalar en volumen, han creado “granjas” de minado, instalaciones intensivas de hardware que se dedican exclusivamente al minado de criptomonedas, siendo quienes dominan en el sector.

En caso de querer probar a minar sin realizar una fuerte inversión, siempre es posible comprar “poder de minado” en la nube. Para ello, uno contrata con una empresa proveedora (normalmente una granja) paquetes de velocidad de hash rate durante un tiempo determinado en el cual percibiremos periódicamente nuestras criptomonedas. Si bien no nos tenemos que preocupar por el mantenimiento de los equipos, seguiremos a expensas de los precios del mercado y la dificultad de minado. Así mismo, hay que ser bastante cautelosos de no caer en falsas promesas.

Debido a la elevada dificultad, las menores recompensas, y la presencia de las granjas dominando el mercado de la minería de criptomonedas, la minería se está desarrollando en los denominados “mining pools”. Estos “pools” funcionan como agrupaciones de varios mineros que unen las capacidades de sus equipos para crear una red con el hash rate más potente haciéndoles tanto o más competitivos y efectivos que una granja, distribuyendo el beneficio a cada participante según su aporte. Es necesario tomar en cuenta que estos “pools” cobran una comisión por participar en ellos por lo que hay que agregarlo a nuestros costes.

¿Cuál es el coste de minar criptomonedas?

El costo de minar dependerá mucho del tipo de criptomoneda a minar y el coste de vida de cada país, en especial de su electricidad. El precio por Kw/h en países como Alemania (0,3€), Bélgica (0,26€) y España (0,23€), es considerablemente elevado, lo que hace a la minería en ellos poco atractiva. Debemos tener en cuenta que un minero estará trabajando 24/7, requiriendo también refrigeración por el calor generado, disparando nuestra factura eléctrica.

Esto ha hecho que buena parte de las granjas de minado estén en países cuyos costes eléctricos sean más bajos, ubicándolas incluso en localizaciones remotas donde las bajas temperaturas puedan abaratar los gastos.

El tipo de criptomoneda a minar nos indicará el tipo de equipo a elegir, pues no encontraremos el mismo nivel de dificultad en una criptomoneda de entrada reciente al mercado o de baja capitalización como RavenCoin, Kalata, o Binstarter, a otras más consolidadas como Bitcoin, Ethereum y Monero. En todo caso, la progresiva dificultad de minado en las mismas nos obligará tarde o temprano a escalar en nuestra inversión, implicando mayores desembolsos, unirnos a un pool pagando las comisiones o incluso contratando hash rate de la nube a fin de mantenernos competitivos.

Debido al gran número de equipos trabajando en paralelo por ser el primero en minar el bloque, el nivel de recursos energéticos consumidos también ha aumentado. Esto incentivó la creación del Proof-of-Stake o prueba de participación, en el que la todos los involucrados en el proceso de minería serán recompensados en base al esfuerzo aportado.

De momento, este sistema exige que el minero posea un determinado número de criptomonedas para poder validar su participación, sin embargo, ha permitido reducir el consumo eléctrico, haciendo a la minería más amigable con el medio ambiente, razón suficiente para que Ethereum, hiciera la transición de Proof-of-Work a Proof-of-Stake en diciembre de 2020.

Algunas consideraciones

  1. Antes de decidir minar criptomonedas, se debe realizar un estudio para verificar si efectivamente esta actividad nos conviene como un negocio rentable. En este estudio, además del coste del hardware (tarjetas gráficas, mineros ASIC), los reguladores de energía, sistemas de ventilación, etc., se deberá contabilizar el costo de la electricidad que será necesaria para mantener los equipos funcionando las 24 horas del día y los 7 días de la semana.
  2. Considerar la tasa riesgo/recompensa. Minar por cuenta propia, puede darnos los mayores beneficios, pero entraña mayores riesgos de pérdida, aun con los recursos adecuados. Así mismo, minar en “pools” minimiza las ganancias al distribuirlas entre los participantes, pero también diluye sus riesgos.
  3. Para minar cualquier tipo de criptomoneda, deberemos contar con una conexión a internet buena, rápida y segura. Si se utiliza una conexión deficiente, simplemente perderemos nuestro tiempo y recursos económicos.
  4. Debemos estar atentos a la evolución del mercado de las criptomonedas. Si el mercado es bajista puede no compensar la actividad de minado. En cambio, si los precios de las criptomonedas se mantienen elevados y en tendencia ascendente, minar bitcoins o cualquier otra criptomoneda puede ser un negocio rentable.

Si te decides por la minería de criptomonedas, es recomendable ver a esta actividad como un instrumento o activo financiero más dentro de tu cartera de inversiones, y no destinar todo el capital a esta actividad. Aunque se perciba un futuro prometedor de las criptomonedas, nunca se debe apostar todos los recursos económicos en un solo negocio.

Atendiendo a lo anterior, en teoría, cualquier persona con una disponibilidad de capital adecuada podría minar criptomonedas. Sin embargo, el dinero por sí solo no basta, y se debe tener un gran interés por aprender constantemente y mantenerse al día sobre cualquier cambio tecnológico. También se deben tener conocimientos para analizar los mercados financieros para poder prever cambios en la tendencia de los precios que puedan alterar la rentabilidad de la minería.

Por qué hacer Trading de Criptomonedas con AvaTrade

  • El trading de criptomonedas es una opción para aquellas personas que por diferentes motivos no pueden dedicarse a minar criptomonedas.
  • AvaTrade ofrece a todos los operadores la oportunidad de realizar transacciones con una amplia gama de las mejores divisas digitales 24/7. Debido a la popularidad de las divisas digitales en los últimos dos años, estas se han convertido en un activo convencional.
  • Las criptodivisas permiten a los operadores diversificar su cartera de inversión, ya que su precio se determina principalmente por la oferta y la demanda; su valor posee una correlación muy baja con las economías nacionales o las situaciones políticas.

Por favor, tenga en cuenta que la alta volatilidad del mercado de criptodivisas puede ofrecer oportunidades bursátiles interminables, pero también un alto riesgo de pérdidas. Debido a la fluctuación en su precio, ciertos pares de criptos podrían ser suspendidos y/o eliminados periódicamente de nuestras plataformas bursátiles.

Por favor, consulte nuestra página de condiciones bursátiles de las criptomonedas para conocer las criptomonedas que están disponibles. Al operar con AvaTrade, usted está operando los posibles cambios en el precio de la moneda digital y no la está comprando físicamente.

Averigüe toda la información de invertir en criptomonedas aquí en Avatrade