Cómo leer Gráficos Bolsa

Cómo leer Gráficos Bolsa

Cómo leer Gráficos de bolsa

¿Qué es un Gráfico de Bolsa?

Antes de intentar interpretar la información que muestra un gráfico, el operador debe entender qué es un gráfico de bolsa y conocer algunos detalles esenciales para comprenderlo. En este tipo de gráficos, como en todos los gráficos de línea, se utilizan dos ejes (“x” es el horizontal e “y” el vertical) para mostrar la evolución de un tipo de valor. Entonces, ese valor se verá reflejado en el eje “y”, y su evolución (por ejemplo, en el tiempo) será representada con el eje “x”. Por lo tanto, un gráfico de bolsa muestra cómo varía un valor (por ejemplo, el de una acción) a través del tiempo.

En resumen, un gráfico bolsa también se le conoce como gráfico o gráfica bursátil y es básicamente la representación de los tipos de intercambio que ocurren entre los instrumentos financieros, que se ilustran en la tabla a lo largo de un tiempo determinado. Sin embargo, existen muchos tipos de gráficos con sutiles variaciones que dan cuenta de otras variables como para comprender el mercado.

La capacidad de leer gráficos es una parte integral de las operaciones bursátiles, dominada por todos los inversores exitosos, y no solo le permite mantenerse al tanto de las operaciones actuales, sino que también le ayuda a detectar una línea de tendencia en desarrollo para sus operaciones futuras. De este modo, es más probable anticiparse a un movimiento y generar ganancias gracias a él.

Opere en los mercados globales: Forex, Índices y más en AvaTrade – Bróker regulado en España.

¿Cómo leer gráficos de bolsa?

Con una gran cantidad de opciones en manos de los operadores para averiguar cómo seguir una tendencia en los pares de divisas del mercado Forex, acciones, así como en las materias primas y en otros instrumentos, el modo más fiable de hacerlo es seguir los gráficos (bitcoin euro o gráfico IBEX 35 por ejemplo). Los operadores que utilizan gráficos de bolsa son etiquetados como operadores técnicos. Esto significa que prefieren seguir la exactitud de los cálculos, las herramientas gráficas y los indicadores para identificar las tendencias y los puntos de precio, en base a lo cual pueden concluir cuándo abrir o cerrar sus posiciones. Todas estas decisiones son basadas en la interpretación correcta de lo expuesto por los gráficos de bolsa.

Los operadores técnicos se diferencian de los denominados operadores fundamentales, que prefieren seguir las fuentes de noticias que ofrecen información real sobre el crecimiento económico, las situaciones laborales, las variaciones políticas y los tipos de interés. De este modo, intentan predecir los movimientos en las cotizaciones a partir de los eventos que puedan llegar a afectarlas. Por ejemplo, un aumento de los impuestos a las exportaciones de celulares en Estados Unidos puede hacer que las acciones de Apple se vean impactadas.

Sin embargo, se debe decir que los que alcanzan una mayor completitud en la información y, por lo tanto, logran mejores resultados, con quienes complementan el análisis de los gráficos y los números que aportan los distintos mercados con la información que le da un contexto necesario para entender tales variaciones. De este modo, ven los datos técnicos y conocen los eventos por los que estos se desarrollan y, en el mejor de los casos, pueden anticiparse a tendencias futuras.

Estos tipos de análisis racionales contrastan con el que llevan a cabo los operadores más impulsivos, que pueden cometer grandes errores tras tomar decisiones apresuradas basadas en emociones o intuiciones infundadas, ya que no prestan especial atención a las herramientas esenciales de análisis, como los gráficos de bolsa y las noticias.

A continuación, presentamos algunos consejos que le ayudarán a interpretar y entender los gráficos de bolsa.

Entendiendo las tendencias de un gráfico

Cuando uno observa un gráfico de bolsa y encuentra un grupo de datos trazados en una dirección notoria, uno puede determinar la dirección general en la que un instrumento se comporta. Cada tabla y cada gráfico son diferentes ya que, en la mayoría de los gráficos de bolsa, la tendencia se puede identificar de manera bastante sencilla, mientras que, en otros, las tendencias de las gráficas pueden ser más complejas.

Existe otra tendencia denominada horizontal, plana o al margen. Esta aparece cuando las fuerzas de oferta y demanda son iguales, por lo que hay más una línea recta que un patrón de valles y picos, o sucesiones de alzas y bajas que dejan, en general, al valor en un nivel prácticamente constante.

Las tendencias se mueven en una serie de picos y valles (alzas y bajas). Cuando nos referimos a una tendencia alcista, estamos observando una sucesión de alzas y bajas acumuladas que, en el total, dan un resultado positivo a mediano o largo plazo. Una tendencia pesimista, por el contrario, es una secuencia de alzas y bajas que, en general, muestra una dirección descendente en general.

Existe otra tendencia denominada horizontal, plana o al margen. Esta aparece cuando las fuerzas de oferta y demanda son iguales o se contrarrestan de una forma en la que hay más una línea recta que un patrón de valles y picos o, también, sucesiones de alzas y bajas que dejan, en general, al valor en un nivel prácticamente constante.

Las tendencias no solo se clasifican por su dirección, sino también por la duración en la que se lleva a cabo la tendencia. Existen tendencias a largo plazo, a corto plazo e intermedias, que coexisten y que pueden tener la misma dirección o una opuesta. Por ejemplo, una empresa con un buen pasar puede ver tendencias al alta en el corto o mediano plazo, pero una baja en el largo plazo debida a su inconstancia en las ventas. Estas tendencias son bastante intuitivas a la hora de ser interpretadas, ya que están basadas en el tiempo y se notan a primera vista a la hora de encontrarse con un gráfico.

Tipos de gráficos de bolsa

La información que proporciona un gráfico es imperativa para operar. Por eso, la claridad y un entendimiento completo de lo que se muestra también lo son. Cuando usted se embarque en las operaciones bursátiles online, deberá tener en cuenta que existen tres tipos principales de gráficos y que son muy populares entre los círculos bursátiles. Luego, obviamente, existe una cantidad de gráficos distintos, pero que representan estados más avanzados sobre el mercado bursátil y pueden ser ideales para conocer luego de haber entendido antes los más básicos. Esto se debe a que cada gráfico tiene su nivel de información, y será utilizado de acuerdo con el nivel de conocimiento individual del operador. Por lo que, a medida que su entendimiento se desarrolle, podrá hacer mejor uso de cada uno de estos gráficos y sumar cada vez más herramientas de análisis:

Gráfica de líneas

¡Regístrese hoy en AvaTrade! 

Gráfico de líneas – Es el gráfico más básico y la piedra angular para todo operador principiante. Este gráfico representa solo un precio de cierre en un periodo de tiempo determinado y dicho precio de cierre es considerado el elemento más importante en los datos de análisis. Esta es, en esencia, la manera en la que se forma un gráfico de líneas: conectando los precios de cierre de cada jornada en un periodo de tiempo establecido. No hay una información visual o un rango bursátil, lo que significa que no veremos alzas o bajas ni precios de apertura. Para interpretarlo de manera correcta, se debe saber perfectamente qué representa cada eje. El eje “y”, que es la línea vertical al costado derecho, es el precio en el que cerró el activo. El eje “x”, que actúa como la base inferior, es el tiempo que, en este caso, se divide en días. Por lo tanto, un punto muestra el precio en el que cerró ese activo en uno de los días. Y, en la imagen en general, se ven las tendencias y variaciones que sufrió ese precio durante el tiempo seleccionado. En el caso superior, se nota una tendencia alcista iniciada alrededor del 20 de julio, a pesar de cierta cantidad de valles en el medio.

El gráfico de líneas sirve tan solo para tener una idea muy básica de la evolución del precio de un activo.

Gráficas de barras

Gráfico de barras – Extendiendo el nivel de detalle de un gráfico de líneas, observamos el gráfico de barras. Este incluye varios fragmentos de información clave que se añaden a cada punto de datos recogido en el gráfico. En lugar de los puntos, este gráfico se elabora con una secuencia de líneas verticales, donde cada línea es una representación de la información bursátil en ese determinado día: se muestran las subidas y bajadas dentro del periodo bursátil, al graficar los valores mínimos y máximos, así como los precios de apertura y de cierre de esa jornada. El precio de cierre y apertura se representa con una línea horizontal más corta al costado de la barra, determinando su tendencia diaria al alza o a la baja, también expresada por el color.

Se ve, entonces, el precio de apertura en el “guion” que está ubicado en el lado izquierdo de la barra vertical. Por otro lado, el precio de cierre está indicado de manera similar con una línea horizontal, en este caso, en la parte derecha de la barra. De esta manera, entender este gráfico es simple: si el guion izquierdo (que es el precio de apertura) es más bajo que el guion derecho (precio de cierre) entonces significa que el precio subió en el total del día, y ese aumento o ganancia en el valor del instrumento se traducirá en la barra de color verde (también puede aparecer negra o azul). Ocurrirá lo contrario si el valor del stock está en descenso, es decir que la barra izquierda (de apertura) es mayor a la de la derecha (precio de cierre), indicando una caída en el precio con una barra color rojo.

Gráfica de velas

Gráfico de velas (Candlestick patterns)– Una vez que domine los gráficos de líneas y barras, podrá pasar al gráfico de velas, que será entonces más fácil de entender, ya que es similar al gráfico de barras. Las líneas verticales de ambos ilustran los rangos de precio de un periodo bursátil, mientras que el cuerpo de la vela se utiliza en colores diferentes para representar los cambios del mercado al inicio y al cierre de ese periodo de tiempo. Sin embargo, para entender estos gráficos a fondo y conocer cada uno de los detalles que encierra, es preferible profundizar en ellos. A continuación, por lo tanto, veremos cómo interpretarlos sin cometer ningún error.

Detalle de las gráficas de velas

Remontándonos incluso hasta el siglo XVII, los japoneses comenzaron a utilizar el análisis técnico para operar con el arroz, aunque de manera bastante diferente a la versión norteamericana creada alrededor del 1900 y utilizada hasta hoy en día para el análisis del mercado bursátil. No obstante, sus principios eran similares y consideraban importante registrar las tendencias que seguían sus contratos, para analizar y reconocer patrones o ciclos, y luego tomar mejores decisiones a futuro. Con el paso del tiempo, sus gráficos se fueron modernizando y sofisticando, alcanzando una forma muy similar a la actual en el Siglo XIX. Uno de los gráficos que utilizaban, de hecho, era el hoy llamado gráfico de velas.

Con el fin de empezar a crear e interpretar un gráfico de velas, lo primero que debemos saber es que los datos contienen precios de alzas, bajas, aperturas y cierres, así como la variación total de esa jornada.

elementos de gráfica de velas

Las porciones vacías y las coloreadas de las barras, como las de los gráficos de barras, se denominan el “cuerpo”. Las largas líneas finas por encima y por debajo del cuerpo representan los rangos al alza o a la baja y se denominan generalmente “sombras”, “mechas” o “colas”. Si las líneas se colocan en la parte superior del cuerpo, esto le indicará el precio al alza y el de cierre, mientras que la línea en la parte inferior del gráfico indicará la baja y el precio de cierre en dicha posición. Los colores del cuerpo de la vela varían dependiendo del bróker, mostrándose verdes o azules, si el precio está aumentando, y en rojo si el precio está descendiendo. Las velas “huecas” muestran el precio de cierre más alto que el precio de apertura e indicará a los operadores la oportunidad de compra. Las velas rellenadas o coloreadas, donde el precio del cierre es menor que el de apertura, indicarán una posición de ventas en corto. Como se ve, estas características se apoyan sobre los gráficos de barras ya vistos, pero simplemente agregan el detalle de la sombra para determinar los rangos al alza o a la baja.

Los cuerpos más alargados frente a los más cortos indicarán la presión de compra o venta entre los operadores. Los cuerpos cortos representan que se está llevando a cabo poco movimiento y se tratan a menudo como un patrón de consolidación denominado “doji”.

candelas doji

El “doji” es un aspecto importante de los gráficos de velas ya que proporcionan información sobre un número de patrones. Estos se forman cuando los instrumentos se abren y se cierran a precios virtualmente iguales y no hay demasiada diferencia en los mismos. La importancia de un “doji” es mostrar a los operadores que, o bien después de una vela larga blanca o verde, la presión de compra se está empezando a debilitar, o después de una vela sólida larga (azul o negra), la presión de venta está empezando a descender y la oferta y la demanda empiezan a igualarse.

¡Regístrese hoy en AvaTrade! 

Análisis del gráfico de bolsa

Uno de los patrones más fiables y populares de los análisis gráficos es el patrón de cabezas y hombros, llamado así por la similitud de su forma con estas partes del cuerpo humano. Este es un patrón que muchos operadores toman como indicador de un cambio de trayectoria. Es decir que su formación será la señal de que la tendencia actual va a registrar pronto un cambio, ya sea de ascendente a descendente o viceversa. Existen dos versiones del patrón de cabeza (head, en el gráfico en inglés) y hombros (shoulder):

Techo de cabeza y hombros

  • Techo de cabeza y hombros: Formado generalmente en el pico de una tendencia alcista e indica que el precio del activo está preparado para caer una vez que el patrón se haya completado.
  • Base de cabeza y hombros (o reverso de cabeza y hombros): Generalmente se forma durante una tendencia bajista, e indica que el precio del activo está preparado para subir.

Ambos tienen una construcción visual muy similar ya que cada uno contiene cuatro elementos principales: dos hombros, la cabeza y el cuello. Los patrones se forman cuando el cuello (soporte y resistencia) se rompe y se forma otro hombro. Las cabezas y hombros se forman por los picos y los valles en un gráfico que, a su vez, dan cuenta de la variación típica del mercado bursátil, tan propensa a ser analizada por los inversores.

Existen otras muchas formaciones que los operadores utilizan para analizar la actividad bursátil. Por ejemplo, algunas de las más populares son:

  • Techo/Base doble: en este patrón, el trader puede observar dos picos máximos o dos valles mínimos consecutivos, generalmente al mismo nivel de precio, y esto indicará un cambio de tendencia. Una vez que el gráfico se mueve en la nueva dirección, también se podrá observar un llamado pullback; es decir, un pequeño pico o valle de menor notoriedad antes de continuar con la tendencia.
  • Techo/Base triple: del mismo modo que con el techo/base doble, el techo/base triple es un patrón que se basa en captar tres picos máximos o valles mínimos consecutivos y a un nivel de precios similar, en lugar de dos. Asimismo, también se puede ver un leve pullback al iniciar el cambio de tendencia.
  • Pinocho: las barras de Pinocho (o Pinocchio) o Pin Bar son llamadas así porque, como el famoso muñeco de madera, se dice que mienten. Esto es porque, al observar una tendencia alcista en el gráfico de velas, en cierto momento se puede ver que una mecha más alargada de lo común sale de un cuerpo corto y se extiende sobre las demás. Pero, en lugar de anticipar una aceleración en el aumento del valor, como uno podría suponer, este patrón indica en cambio un cambio en la tendencia o una caída. Del mismo modo, si en una tendencia bajista se observa un
  • Envolvente: en este caso, el patrón muestra cómo una vela envuelve por completo a la vela anterior, aunque con un color distinto. Es decir que el mínimo es menor o igual al de la jornada anterior, y el máximo es igual o mayor. Y, si esto incluye también a las mechas, entonces se puede suponer que el cambio de tendencia será aún más fuerte. En el caso de una tendencia bajista, el cambio al alza se notará por una barra negra seguida de una blanca que la envuelve. En el caso contrario, se verá una barra blanca seguida de una negra que la envuelve.

Incorporación de las herramientas de análisis técnicos a sus gráficos

A medida que se sienta más cómodo leyendo y examinando los gráficos de bolsa, aprenderá a agregar otras herramientas, como los análisis técnicos para medir la variación del mercado y el valor de los cambios. Para complementar su interpretación de estos gráficos y también para comenzar su camino a través de los demás, sin embargo, puede interiorizarse en los análisis de otros inversores y expertos, que encontrará como servicio incluido en AvaTrade. Estos indicadores técnicos pueden ayudarle a clarificar la información exacta del mercado que podría perderse con algunos stocks o divisas que generalmente se etiquetan como “sobrevendidas” o “sobrecompradas” y que, en realidad, detrás de esas simplificaciones esconden nuevas oportunidades, si se pueden identificar tendencias al alza en el largo plazo o un ciclo a punto de recomenzar, por ejemplo.

Estos indicadores técnicos pueden ayudarle a clarificar la información exacta del mercado que podría uno perderse al comenzar a operar. Por ejemplo, podría darse cuenta de algunos stocks o divisas que se etiquetan como “sobrevendidas” o “sobrecompradas” y que, en realidad, detrás de esas simplificaciones esconden nuevas oportunidades para los que pueden identificar tendencias al alza en el largo plazo o un ciclo a punto de recomenzar, por ejemplo.

En esencia, los indicadores técnicos incorporados en sus gráficos reales, como los indicadores de volumen, las líneas de tendencia, los niveles Fibonacci, osciladores como el RSI, los osciladores estocásticos y otros, pueden aislar el ruido del mercado, formando un panorama más claro de los mercados y de las tendencias que tiene por delante. Con una visión más completa, por lo tanto, usted podrá tomar decisiones fundamentadas en análisis rigurosos y obtener ganancias con mayor probabilidad.

Por otro lado, es importante conocer también otros tipos de análisis. El otro estilo de operador más popular es el que basa sus decisiones en el llamado análisis fundamental. Este se basa en el conocimiento de los eventos alrededor del mundo a través de las noticias o rumores, y la seguridad sobre cómo estos hechos pueden influir en las cotizaciones de los activos. Por ejemplo, anticiparse a una regulación sobre la exportación de soja en Argentina lo ayudará a conocer cómo se moverá el precio de esa materia prima en el futuro.

A fin de cuentas, sin embargo, lo importante es tener en cuenta herramientas de todo tipo para poder utilizarlas cuando sea más conveniente, y aprovechar conocimientos de todo tipo. Al combinar distintas fuentes de análisis e información, el operador podrá tomar decisiones más certeras.

El objetivo de esta guía es que usted comprenda cómo se aplican algunas de las herramientas de análisis técnicos fundamentales por parte de los operadores profesionales. Aprenda cómo implementar lo que ha aprendido por medio de nuestra cuenta demo Forex gratuita, tutorial Forex y pruebe las herramientas y los gráficos de bolsa proporcionados por nuestras plataformas técnicamente avanzadas.

¡Regístrese hoy en AvaTrade! 

Preguntas frecuentes – FAQ

  • ¿Qué información hay en un gráfico comercial?

    Los operadores utilizan una variedad de indicadores para leer un gráfico de operaciones pero, en su esencia, cualquiera de ellos contiene dos piezas vitales de información: precio y volumen. El resto de la información que se extrae, además de la evolución histórica de precios y volúmenes, no es más que especulación. Y, sin embargo, estos dos datos son de vital importancia para pronosticar los movimientos futuros del mercado. Los cambios en el volumen a menudo se pasan por alto, pero el aumento del volumen muestra un movimiento mucho más fuerte o uno que probablemente continuará, mientras que la caída del volumen muestra una falta de convicción entre los operadores que puede indicar tendencias menos estables.

     
  • ¿Qué debo buscar en el gráfico de operaciones?

    La primera línea que trazan la mayoría de los técnicos al considerar un gráfico comercial es la línea de tendencia. Por supuesto, los mercados no siempre están en tendencia y es posible que no vea una línea de tendencia obvia. Es posible que deba mirar un marco de tiempo más amplio para distinguir cuál es la tendencia a largo plazo. Un pariente cercano a la línea de tendencia son los niveles de soporte y resistencia, y estos podrían ser lo siguiente que busque en su gráfico. Nuevamente, puede tener sentido alejarse, donde puede descubrir niveles de soporte y resistencia a largo plazo que pueden ser extremadamente importantes.

     
  • ¿Cuál es el indicador más importante al leer un gráfico de operaciones?

    Es difícil identificar el indicador más importante en cualquier gráfico. Ciertamente, la línea de tendencia y los niveles de soporte y resistencia son algo de importancia crítica, y algunos operadores que confían en estos niveles al operar los considerarían los más importantes. En cuanto a los indicadores, el promedio móvil en todos sus diferentes marcos de tiempo puede ser el indicador más importante, simplemente porque muchos operadores lo utilizan para basar en ellos las decisiones sobre sus operaciones, particularmente los promedios móviles de 50 y 200 períodos.

     

Le recomendamos que visite nuestra sección de comercio para principiantes para obtener más artículos sobre cómo operar en Forex y CFD.
Otras guías recomendadas: