Venta en corto

Venta en corto

¿Qué es la venta en corto?

El término “venta en corto” proviene del mercado bursátil. La venta en corto es la venta de una acción que no es propiedad del vendedor. Por tanto, para poder venderla, el vendedor ha tenido que pedir “prestada” la acción a un tercero, normalmente a un bróker online.

Opere en los Mercados Globales: Forex, Indices y más ? AvaTrade Broker Regulado en España.

La venta en corto se produce cuando el operador que la realiza cree que el precio del valor bajará en el futuro. De esta manera, si el precio de la acción realmente baja después de abrir la operación, el operador debería comprar acciones a un precio menor que el precio por el que las vendió, ganando la diferencia.

Al cerrar la operación comprando las acciones, el operador puede devolver las acciones al bróker que se las prestó y consigue un beneficio, ya que la cantidad que paga por comprar dichas acciones es menor que la cantidad que recibió al venderlas.

Para entenderlo mejor, consideremos el siguiente ejemplo:

Un operador cree que la acción del Banco Santander, que cotiza a € 5 EUR, disminuirá su precio. Por tanto, toma prestados 1.000 acciones y las vende. El operador recibe, sin considerar comisiones, € 5.000 EUR al vender las acciones. Sin embargo, el operador está desde ese momento “corto” en 1.000 acciones del Santander, ya que ha vendido algo antes de tener su propiedad y, por tanto, tendrá que devolver dichas acciones a quién se las prestó.

 

Unos días más tarde, el Banco Santander publica el informe de resultados del trimestre y los resultados son peores de lo previsto. Como consecuencia de dicha información el precio de la acción acaba cotizando a € 4,5 EUR. En ese momento el operador decide cerrar la posición corta y comprar las 1.000 acciones en el mercado bursátil para reemplazar las acciones prestadas. Esta compra, sin tener en cuenta comisiones, tiene un coste para el operador de € 4.500 EUR.

 

El beneficio del operador por la venta en corto, sin tener en cuenta comisiones y los intereses de la operación, sería entonces de € 500 EUR que es la diferencia entre el dinero que recibió por la venta y el dinero que necesitó para comprar las acciones.
Por el contrario, si el operador no cierra la posición y la acción consiguiera recuperar su cotización y llegar a un precio mayor, por ejemplo a € 5,5 EUR, el operador perdería € 0,5 EUR por cada acción.

Queda claro, entonces, que en una venta en corto de acciones:

  • Las ganancias aumentarán cuanto mayor sea la disminución del precio del valor.
  • Las pérdidas aumentarán cuanto más suba el precio de la acción respecto al precio al que se cerró la venta.

Dicho esto, en una venta en corto de acciones, las potenciales ganancias están limitadas por el propio precio de la acción (si una acción cotiza a € 5 EUR nunca podrá bajar más de esos € 5 EUR). Por otro lado, sin embargo, las potenciales pérdidas teóricamente no tienen límite ya que no hay ningún límite impuesto a la evolución al alza del precio de la acción. Por este motivo en este tipo de operaciones es fundamental siempre fijar los niveles de “stop-loss” para acotar las potenciales pérdidas que puedan producirse si el mercado no se mueve en el mismo sentido que las expectativas bajistas del operador.

La venta en corto puede producirse por especulación sobre el precio de la acción, como el caso del ejemplo, o también, por un deseo de cubrir el riesgo a la baja de una cartera que contenga los mismos títulos u otros que estén correlacionados con aquellos que se van a vender a corto.

Venta en corto en trading

En trading el término venta en corto o posición corta se emplea, en general, para abrir posiciones cortas o bajistas no sólo para acciones sino para una amplia variedad de activos como índices bursátiles, divisas o materias primas.

Por ejemplo, si un operador está operando el mercado del crudo la secuencia sería similar a la explicada en el punto anterior, pero adaptada al trading:

  • En un momento dado, al abrir el mercado de divisas el barril Brent cotiza a $44,50 USD.
  • Si el operador cree que el precio subirá, abrirá una posición de compra y, si el precio sube a $45,50 USD, su beneficio será de $1 USD por cada unidad vendida.
  • Si, por el contrario, el operador cree que el precio bajará, gracias a la venta en corto, el operador puede actuar como vendedor; por lo que abrirá una posición de venta para este instrumento.
  • Si el precio desciende $43,50 USD y cierra la posición su beneficio será de $1 USD por cada unidad vendida. Al cerrar la posición está “comprando” el instrumento a un precio mejor que el precio de venta.

¿Cómo elegir el mejor momento para  abrir una posición?

Una de las claves del éxito de las órdenes bajistas o posiciones cortas en trading es saber elegir el mejor momento para abrir la posición.

En el mercado bursátil, por lo general, los movimientos bajistas de las acciones son mucho más rápidos que las subidas, por lo que un operador que abra la posición corta demasiado tarde puede perderse gran parte del movimiento de la acción. Por otro lado, si se abre una posición corta demasiado pronto puede ser difícil sostenerla si el precio de la acción continúa subiendo.

Como se ve, la elección del momento para operar en corto es una variable crítica. Algunos de los factores que pueden ayudar a elegir el mejor momento para operar son:

  • Sentido de la tendencia principal. Si la tendencia principal de la acción o del activo es bajista habrá una mayor probabilidad de la que la operación tenga éxito.
  • Deterioro de los fundamentales. Un deterioro progresivo de los factores fundamentales que afectan al precio del activo sobre el que se va a operar suele anticipar movimientos a la baja del precio.
  • Señales técnicas bajistas. El empleo de las herramientas que proporciona el análisis técnico es crucial para confirmar movimientos a la baja del precio de un activo. Algunas señales técnicas que se asocian a movimientos bajistas son:

-Aumentos de precio con disminución del volumen negociado.
-Movimiento del precio por debajo de niveles de soporte.
-Formación de figuras de cambio de tendencia como un hombro-cabeza-hombro.
-Cruce de media móvil de menor plazo por debajo de la de mayor plazo. Por ejemplo cruce de la media móvil de 50 días por debajo de la de 200 días.

Ventajas de la venta en corto en trading

La venta en corto en trading tiene muchas ventajas que atraen a muchos operadores, ya sean principiantes o experimentados:

  • La venta en corto concede a los operadores acceso a instrumentos que de otro modo no podrían operar. Si un operador desea beneficiarse del descenso en el valor de un instrumento, puede hacerlo aun sin ser de su propiedad.
  • En trading, operar en corto un instrumento (por ejemplo comprar bitcoins) mediante la apertura de una posición de venta, permite a los operadores beneficiarse incluso cuando los mercados están bajando.
  • En la venta en corto, el operador puede supervisar y controlar su inversión con el uso de diferentes órdenes del mercado, para minimizar costes y para realizar una adecuada gestión del riesgo.
  • Al igual que en las operaciones en largo, el operador puede emplear el apalancamiento en corto y abrir posiciones mayores que su capital disponible.

La venta en corto con AvaTrade

La venta en corto en trading permite obtener beneficios de movimientos bajistas de multitud de activos como divisas, materias primas, acciones, bonos o criptomonedas; Lo invitamos a consultar el tutorial de forex en video.

Como se ha indicado, para operar con éxito este tipo de órdenes es clave elegir el mejor momento para emitirlas por lo que es fundamental utilizar un bróker que ofrezca herramientas de análisis técnico bien establecidas en plataformas reconocidas.

Estas características las podrá encontrar en AvaTrade, bróker regulado de reconocido prestigio internacional que le permitirá operar con más de 250 instrumentos en sus plataformas como MetaTrader, adecuadas tanto para operadores experimentados como para operadores principiantes básicamente “trading para todos“.