Invertir en Criptomonedas

invertir en criptomonedas

La inversión en criptomonedas es una alternativa de inversión que puede ser muy interesante dadas las especiales características de estos productos. Hace tiempo que las criptomonedas dejaron de ser productos poco conocidos y se constituyeron en una interesante alternativa de inversión. El interés que ha despertado la tecnología blockchain, sobre las que se han desarrollado las criptomonedas, sin duda ha contribuido a la expansión del conocimiento de estos activos.

Hoy en día la inversión en criptomonedas es una alternativa accesible para todo operador que esté interesado en obtener ventaja de las especiales características de estos productos.
Una de las principales características de las criptomonedas es su alta volatilidad. Esta característica es normal en mercados que todavía están en sus primeras fases de crecimiento, como es el caso del mercado de las criptomonedas.

Hay dos alternativas para invertir en criptomonedas:

  • Comprar directamente criptomonedas, mantenerlas durante un tiempo y venderlas posteriormente.
  • Emplear productos derivados para aprovechar las variaciones en el precio de las criptomonedas.

Compra directa de criptomonedas

La inversión mediante compra directa de criptomonedas es muy similar a la compra directa de acciones. Un inversor que desee optar por esta alternativa comprará las criptomonedas que desee en una digital trading platform de intercambio. Posteriormente, las criptomonedas quedarán almacenadas en un “monedero digital”. El inversor podrá venderlas cuando considere que han alcanzado un precio atractivo o, también, para minimizar pérdidas si el mercado de criptomonedas se torna bajista después de su adquisición.

Con la compra directa de criptomonedas solamente se obtiene una rentabilidad positiva si la cotización de la criptomoneda aumenta su valor.

El principal riesgo de esta alternativa de inversión radica en la falta de regulación de las criptomonedas y en la inseguridad del almacenamiento digital de criptomonedas.

En cuanto al primer riesgo, dado que, como se ha dicho, la irrupción de las criptomonedas ha sido muy reciente, todavía no se ha desarrollado una regulación para estos activos. En el mundo todavía no se ha llegado a un consenso sobre el uso de las criptomonedas. Así, mientras en algunos países es posible recibir la nómina mensual en criptomonedas, en otros se ha llegado a prohibir su uso. Esta falta de regulación puede perjudicar en algunos momentos a los poseedores de criptomonedas.

En cuanto al segundo riesgo, la posesión de criptomonedas en monederos digitales puede ser susceptible de ataques por parte de hackers, pudiendo originar la pérdida de toda o parte de la inversión en criptomonedas.

Invertir en criptomonedas con productos derivados

Una alternativa a la compra directa de criptomonedas es la inversión mediante productos derivados. Al invertir con productos derivados no se está comprando la criptomoneda. La rentabilidad de un derivado se obtiene a partir de la variación del precio de la criptomoneda desde el momento en qué se abre la posición hasta el momento en el que se cierra.

Con la inversión con productos derivados, al no poseer el activo sobre el que se invierte, no existe riesgo de pérdida o de robo de las criptomonedas.

Los productos derivados para invertir en criptomonedas son los futuros y los CFDs.

Un futuro es un contrato mediante el cual se acuerda la compra o la venta de un determinado activo en una fecha y con un precio determinados. El mercado de futuros de criptomonedas está muy poco desarrollado y sólo ofrece la posibilidad de invertir en Bitcoins, por lo que requiere de una cierta inversión inicial.

Un CFD, también conocido como Contrato por Diferencias es un contrato mediante el que dos partes se comprometen a intercambiar la variación que se produce en el precio de un producto desde el inicio de una operación hasta su cierre. En este caso, el producto sobre el que se acuerda intercambiar la variación del precio es una criptomoneda.

Los CFDs permiten aprovechar la volatilidad de las criptomonedas y obtener una rentabilidad positiva tanto si el precio de una criptomoneda se mueve al alza como si se mueve a la baja:

  • Si un operador piensa que el precio del Bitcoin va a subir, lo que hará es comprar CFDs. Cuando piense que la subida del precio es suficiente cerrará su posición vendiendo sus CFDs. Su resultado será proporcional a la subida de precio experimentada por el Bitcoin.
  • Si, por el contrario, el operador piensa que el precio del Bitcoin va a bajar, lo que hará es vender CFDs. Cuando crea que la bajada ha terminado cerrará su posición comprando sus CFDs.
También puede ocurrir que la variación del precio de la criptomoneda no responda a las expectativas del operador. En este caso, para minimizar pérdidas, deberá cerrar su operación. En este sentido, hay que destacar que cuando se opera con CFDs sobre criptomonedas, dada su alta volatilidad, es fundamental una adecuada gestión del riesgo. Para ello, siempre que se opere con CFDs sobre criptomonedas es necesario definir los niveles de Stop-Loss en los que se cerrará la operación si el mercado es contrario al sentido de la posición abierta.

CFD trading permite también la inversión apalancada. Invertir con apalancamiento significa que se puede obtener un resultado mayor al que correspondería el capital realmente disponible en la cuenta del operador. Mediante el apalancamiento se pueden multiplicar las ganancias, pero también se pueden multiplicar las pérdidas, por lo que hay que considerarla siempre con una adecuada gestión activa del riesgo.

¿Cómo invertir en criptomonedas con CFDs?

AvaTrade es un bróker regulado especializado en la gestión de CFDs. Con AvaTrade es posible invertir con CFDs en las siguientes criptomonedas:

  • Bitcoin
  • Bitcoin Cash
  • Bitcoin Gold
  • Ethereum
  • Ripple
  • Litecoin
  • Dash
  • NEO
  • EOS
  • MIOTA
Si está interesado en la inversión con criptomonedas, puede comenzar a operar CFDs con criptomonedas desde este mismo momento. La operativa es muy sencilla, tan sólo deberá seguir los siguientes pasos:

  1. Abra una Cuenta Real de AvaTrade, es posible abrirla desde sólo .
  2. Inicie sesión en su Cuenta Real de AvaTrade con su usuario y contraseña.
  3. Regístrese en una Cuenta Real de MetaTrader4.
  4. Sobre el gráfico de la criptomoneda que escoja seleccione: Nueva Orden.
  5. Compre o venda CFDs sobre la criptomoneda elegida.