Derivados financieros

Derivados financieros

Los productos derivados son un tipo de instrumento financiero que basa su valor en el precio de un segundo activo, conocido como ‘activo subyacente’. En otras palabras, al operar con un producto derivado uno está operando sobre el valor de un activo subyacente, pero sin llegar a tener en propiedad dicho activo subyacente. Debido a ello, las características más destacadas de los productos derivados son el apalancamiento, un gran nivel de riesgo y comisiones más bajas que en los productos normales.

Definición de derivado financiero

El derivado financiero es un acuerdo contractual donde el valor básico se basa en un activo subyacente, que puede ser una acción, un índice, o una divisa cualquiera (como el bitcoin).

Tipos de derivados

  • CFD
    Es quizás el más popular de todos los productos financieros derivados. Los CFDs o contratos por diferencia) le permiten especular con el ascenso o el descenso de los precios de la gran mayoría de los instrumentos financieros mundiales, desde divisas (incluso permitiéndole comprar Litecoin y otras criptodivisas), hasta índices (como el IBEX 35 en tiempo real), acciones, o materias primas como el crudo de petróleo, el oro o la plata. Los CFDs se operan a través de un instrumento que reflejará los movimientos del activo subyacente. El contrato se abre entre dos partes, una poseedora del activo y otra que cubre la diferencia del precio del activo entre dos puntos temporales. Si el precio baja, el poseedor se beneficiará, ya que el no correrá con las caídas, y viceversa.
  • Contrato de futuros
    Los contratos de futuros son derivados comunes basados en un acuerdo de compra o venta de activos tales como las materias primas o los valores pagados posteriormente, pero con un precio establecido. Los futuros están estandarizados para facilitar las operaciones en el intercambio de futuros donde el detalle del activo subyacente depende de la cualidad y la cantidad de la materia prima.
  • Contratos a plazo
    Son aquellos instrumentos financieros que son establecidos con un acuerdo más informal y operados a través de un bróker que ofrece a los operadores la oportunidad de comprar y vender activos específicos como las divisas. Aquí igualmente, el precio se establece y se paga en una fecha futura.
  • Opciones
    Operar con opciones en los mercados derivados proporciona a los operadores el derecho a comprar (DEMANDA) o vender (OFERTA) un activo subyacente a un precio específico, durante o antes de cierta fecha sin la obligación de que ésta sea la diferencia principal entre las operaciones con opciones y con futuros.
  • Swaps (Permutas)
    Otro derivado muy común utilizado en contratos a la hora de operar son los “swaps” (permutas), que permiten a ambas partes a intercambiar secuencias de flujo de capital en una cantidad de tiempo determinado. No existe intercambio u operación de instrumentos, sino más bien un contrato extrabursátil (OTC) entre dos operadores.

¿Por qué operar con derivados financieros?

Originariamente los derivados fueron utilizados para garantizar que habría un equilibrio armonioso en las tasas de intercambio para las mercancías y servicios operados a escala mundial. Los operadores encontraron que, con las diferencias entre las divisas y los sistemas de contabilidad, sería más sencillo para los operadores encontrar un mercado común de derivados.

Hoy en día, la razón principal de las operaciones con derivados es la especulación y el objetivo de la cobertura, ya que los operadores buscan beneficiarse de los cambios en los precios de los activos subyacentes, valores e índices. Los derivados se muestran de diferentes formas, como los tipos utilizados para las coberturas o para minimizar los riesgos.

Las principales ventajas que ofrecen los productos derivados son las siguientes:

  • Bajas comisiones o pagos de entrada para adentrarse en la operación, ya que no se llega a poseer el activo subyacente.
  • Alto apalancamiento, por lo que con un precio de entrada de 10 euros uno puede llegar a tener una exposición al mercado de 100 o 1.000 euros, lo cual puede llegar a ser tanto beneficioso como arriesgado.
  • Ofrecen diversos sistemas de cobertura de las posiciones que uno tiene abiertas.

Operaciones de derivados con AvaTrade

Regístrese hoy en AvaTrade y benefíciese de la más amplia variedad de derivados financieros que ofrecemos en nuestra cartera. Contamos con más de 250 instrumentos, que oscilan desde divisas Forex (aprenda qué es Forex), acciones de bolsa, materias primas e índices. Además, contamos con la posibilidad de operar con opciones en una plataforma superior.

Ponga en práctica lo que ha aprendido sobre los derivados financieros sin tener que arriesgar su propio capital cuando pruebe nuestra cuenta demo trading gratis durante 21 días.

Regístrese hoy en AvaTrade y consiga la mejor experiencia financiera y un servicio de atención al cliente superior en su idioma, las 24 horas al día, 5 días de la semana.